Sensibilidad dental: Sus causas, síntomas, tratamiento y prevención

¿Alguna vez has sentido dolor en los dientes al ingerir algún alimento o bebida? Son muchas las personas que con frecuencias presentan este tipo de molestias en sus dientes o encías. En promedio, una de cada 8 personas asiste al control odontológico presentando este tipo de afección.

La pregunta que nos hacemos en reiteradas ocasiones es ¿Por qué tengo tanta sensibilidad en los dientes? ¿Qué lo causa? Y sobre todo ¿Qué puedo hacer para tratarla y prevenirla?

Sin duda alguna en la actualidad son muchas las personas que padecen de sensibilidad dental, en su mayoría muchos no les prestan la atención adecuada y simplemente lo dejan pasar. Sin embargo, hay otros que se preocupan y se ocupan en su salud bucal. Por ello, se centran en buscar la manera de minimizar esa sensación tan desagradable que ocasiona la sensibilidad dental.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental, es sencillamente la respuesta de manera exagerada de los dientes, ante cualquier estimulo externo o actividades cotidianas que producen molestias, dolor e incomodidad. 

La sensibilidad dental es conocida también como hipersensibilidad dentaria, algo que ya es muy común en la sociedad. Alrededor del 57% de la población padece esta afección que puede llegar a convertirse en toda una tortura si no llega a tratarse de la forma adecuada.

Causas que producen la sensibilidad dental

La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, es decir, el tejido que se encuentra debajo del esmalte, queda expuesto a los estímulos externos como alimentos o bebidas muy frías o calientes, causando molestias en algunos casos, muy severas. Dentro de las causas más comunes para desarrollar sensibilidad dental, encontramos las siguientes:

Desgaste del esmalte

Teniendo en cuenta que el esmalte es la capa dura que se encuentra en la superficie exterior de los dientes, como función principal proteger a estos últimos del deterioro. Bien, con el tiempo esta capa tiende a desgastarse, dejando expuesta la parte interna de los dientes (dentina), lo que causa la sensibilidad dental.

Retracción de encías

Mantener unas encías sanas es fundamental para la buena salud bucal, dado que la retracción de estas es una de las principales causas de la sensibilidad dental. Una enfermedad en las encías a largo plazo como la gingivitis o periodontitis, el envejecimiento de las encías o un cepillado frecuente y muy fuerte, pueden ocasionar retracción de encías y por ende sensibilidad dental.

Existen otros causantes que también son comunes y ocasionan la retracción de las encías:

  • Utilizar cepillos con cerdas muy duras para realizar el cepillado.
  • Limpiezas dentales y los tratamientos odontológicos frecuentes.
  • También el debilitamiento de la estructura dentaria bruxismo (rechinamiento dental o fracturas)
  • Por otro lado, se puede producir sensibilidad dental luego de un tratamiento de blanqueamiento dental profesional. Sin embargo, esta puede ser temporal, pues una vez concluido el tratamiento desaparece la sensibilidad.

Síntomas que ocasiona la sensibilidad dental

Ciertamente los síntomas de la sensibilidad van más que todo asociado aquella molestia que se manifiesta una vez que se ingiera algún alimento muy frio o muy caliente. De forma inmediata se puede sentir una especie de corriente o destemple desagradable al ingerir los alimentos.

Para muchos es una de las incomodidades más fuertes, pues es una gran molestia, un dolor intenso, pero con una duración corta, este actúa solo cuando se encuentra en contacto con el estímulo.

¿Cómo podemos tratar la sensibilidad dental?

Es de hacer notar que como toda molestia, dolor o malestar a nivel bucal es necesario visitar al odontólogo para un diagnóstico y tratamiento del mismo. En el caso de la sensibilidad dental, con un diagnóstico inicial se puede conocer la causa que la provocó y el tratamiento a seguir para revertir la molestia.

Ahora bien, el odontólogo es el indicado para sugerir una adecuada rutina en casa que contrarreste la sensibilidad según sea el caso. Del mismo modo, existen sensibilidades dentales que ameritan un tratamiento aún más riguroso para tratarla. De cualquier forma, es el odontólogo el encargado de valorar según sea el caso.

En los casos donde la sensibilidad sea causada por bruxismo, el tratamiento amerita que se realice con una férula para el bruxismo.

¿De qué manera podemos prevenir la sensibilidad dental?

Tomando en cuenta el hecho de que sufres de sensibilidad dental, prevenir los episodios de molestias sería algo mucho más sencillo, dado que podemos disminuir la exposición de nuestra dentina y de esta manera mejorar esos molestos síntomas.

Cómo sería, pues realizando algunos cambios en los hábitos diarios, dentro de los cuales esta utilizar un cepillo dental más suave. Todo esto, con el fin de evitar la recesión de las encías, desgaste de tejidos y para proteger el esmalte de los dientes.

Por otro lado, las rutinas de higiene bucal deben ser adecuadas, el cepillado no debe ser fuerte para no maltratar ni el esmalte de los dientes, ni las encías. De igual forma, el uso del hilo dental es ampliamente recomendado.

Asimismo, evitar el consumo de alimentos muy fríos o muy calientes, ya que los cambios de temperatura tienden a contraer y expandir la estructura del diente ocasionando dolor. Aunado a lo dicho, es de gran importancia acudir a los controles odontológicos. Esto es parte esencial para prevenir no solo la sensibilidad sino cualquier otra afección bucal.